Beta Beers Asturias: empezamos con videojuegos y acabamos con marketing online

 

Esta vez sí me atreví y me apunté, ¿por qué? pues porque esta vez sí había entendido los títulos de las ponencias (en serio).

videojuegos y marketing online

Fue un acierto total, además de pasarlo muy bien, me sorprendió la cantidad de conocimiento aplicable a la empresa y al marketing que iba apareciendo en las exposiciones, aunque, evidentemente, no tuvieran esa intención. En éste y próximos posts iré transmitiendo todos esos conceptos, estrategias y claves de marketing online que me venían a la mente según escuchaba las ponencias de CrazyBits Studios, Milkstone Studios y Ashtree Works.

Cada una de ellas se merece su espacio y su post, en este hablaré de la ponencia de CrazyBits Studios.

 

CrazyBits Studios y su videojuego Beware Of The Horde

Nos trasmiten que tienen muy claro que lo más importante es la experiencia de juego y así mantener el interés del jugador, para ello:

  • saben que mantener el reto a lo largo del juego es primordial, si empieza a ser demasiado fácil el jugador se aburre y se va

  • el entorno o la presentación y los detalles son importantes: cada escenario o paisaje debe ser o parecer diferente de los demás. La misma regla se aplica a los enemigos que tampoco pueden tener “poderes” repetidos.

  • en Beware of the Horde, el jugador es el malo, un bárbaro, por eso su experiencia de juego es que tiene que arrasar por donde pasa: su motivación está clara

  • el final del juego tiene que ser un reto mayor y gráficamente diferente, un mayor esfuerzo que conlleva una mayor satisfacción

¿Qué os sugiere si en vez de experiencia de juego pensamos en experiencia de compra, y en vez de jugador en comprador, cliente o consumidor?

Mi versión marketing online de lo anterior:

Es importante la experiencia de compra del cliente y mantener su interés por la misma, para ello:

  • mantener la facilidad en la compra es primordial, si empieza a ser demasiado difícil comprar el usuario se aburre, se desespera o se cabrea, y se va.

  • la presentación y los detalles son importantes, tanto en la ficha de producto como en la entrega: no pide la misma presentación un producto exclusivo que otro low-cost, ni el mismo packaging que otro que es para regalo…

  • ¿tienes claro qué beneficio espera cada tipo de cliente de tu producto?, ¿cuál es su motivación? (porque sí, aunque no lo creas, tienes segmentos o tipos diferentes de clientes)

  • el final no es cuando aparece en la pantalla el “gracias por su compra”, acaba cuando el cliente recibe el producto en las condiciones, forma y tiempo esperados (o mejores), y está satisfecho con él. Pero aún no acaba ahí, si no está satisfecho con el producto y lo quiere cambiar o devolver, esta parte también tiene que ser una buena experiencia pues es una gran oportunidad de ganarnos la confianza del cliente, incluso más que con una venta.

Conclusiones finales de CrazyBits, aplicables al ecommerce, al marketing, a la empresa y a las personas en general:

videojuegos y marketing online

¿Y tú qué opinas?

guiometrics analítica web