Un embudo de conversión sencillo pero útil y efectivo

Últimamente estoy dedicando más tiempo a optimizar la visualización de datos: el cuadro de mando. Aunque es la última fase de un proyecto de medición, es tan importante como el resto. O incluso más. Si falla y no se comunica bien lo que está pasando en la web todo el trabajo de estrategia, implementación y configuración de #GA4 no vale para nada ( o casi).

Por eso cuido mucho esta parte, manteniendo siempre el foco en que sean útiles y accionables; los mejores cuadros de mando para que mis clientes los reciban y ‘hagan cosas’.

El dashboard más sencillo y útil posible

Aunque llevo muchos años creando cuadros de mando, siempre voy introduciendo pequeñas mejoras en cada nuevo que construyo: gráficas más intuitivas, segmentos más útiles o diseños más atractivos. Sin embargo el planteamiento y la estructura no ha variado mucho.

Hace unos días asistí al Measure Summit 2023 y me encantó la sesión de Christina Osborne con su enfoque de simplificar al máximo los dashboards. Así que estoy aplicando esta nueva perspectiva de mostrar el mínimo necesario de métricas accionables cuando se necesitan, y no antes.

Para mí, es una forma de mostrar los datos bastante diferente a la habitual. Pienso que va a encajar muy bien para proyectos hiperenfocados, que tienen muy claro el resultado que buscan. También para las usuarias que tienen poco tiempo para interpretar tablas o gráficas, como gerentes o CEOs. Y, por supuesto para los que son menos expertos en datos.

Se trata de diseñar un embudo de conversión sencillo, limpio e intuitivo. De esta forma rápidamente puedes detectar dónde poner el foco, y no te distraes con otras métricas o dimensiones. La idea es que veas el cuadro y tomes una decisión en menos de 90 segundos.

Así que lo estoy poniendo en práctica: lo llamo EMBUDO MINIMALISTA y me está gustando tanto lo que está saliendo, que lo comparto en este post 🙂

Por qué un embudo de conversión

Cuidado, que sencillo no es sinónimo de fácil ni de rápido. Casi siempre, simplificar algo requiere mucho más esfuerzo que dejarlo tal cual. Para construir el embudo minimalista, el más sencillo y útil posible hay que definir correctamente sus fases y sus segmentos.

Suele llevar trabajo determinar bien la macro y micro conversiones. Y cuando digo bien, quiero decir que estén alineadas con el objetivo de negocio y con la estrategia de marketing. Es así como pasar de ver a hacer se hace fácil e intuitivo.

Ya sé que los embudos ya no están tan de moda, que la tendencia en marketing digital últimamente es el modelo flywheel o modelo ciclo (que por ahora no hay mejor traducción del palabro). Y este nuevo modelo que refuerza la importancia de la recurrencia de los clientes y recomendadores me parece muy útil y acertado. Sin embargo, mientras se progresa con su medición y su representación gráfica, por ahora la visualización del proceso de conversión más intuitiva y práctica sigue siendo el embudo.

Ejemplo de embudo de conversión

Este embudo minimalista que te presento está inspirado en la presentación de Chrtistina Osborne.

Como ves se trata de un diseño muy claro y limpio, en el que a la izquierda tenemos un embudo sencillo y a la derecha unos indicadores de calidad que complementan y dan contexto a cada tramo.

Se trata de un embudo minimalista para SEO de Google hiper-enfocado en mejorar la conversión del tráfico orgánico que llega desde este buscador y desde España. Los datos provienen de Google Search Console y de GA4.

El primer tramo del embudo son Impresiones de búsquedas en Google. Con el indicador CTR y su variación para darle contexto.

Los siguientes tramos son de mi web: visitas totales y su % de engagement; cuántos ven el blog y su % de scroll; los usuarios que se descargan una plantilla de Looker Studio y su % de micro conversión y finalmente cuántos contactos se generan y su % correspondiente.

Por supuesto toda esta información tiene aplicados filtros para que corresponda a visitas desde SEO de Google (fuente/medio de la sesión igual a google/organic) y desde España (Pais igual a Spain).

Como ves, un embudo minimalista es una forma sencilla de ver los datos pero efectiva y altamente accionable, pues rápidamente se puede ver dónde hay problemas y es necesario actuar.

Después de ver este ejemplo, ¿qué le dirías al responsable del SEO?